Entrada destacada

Temario y metodología de clase

Explicación de la metodología de clase, criterios de evaluación y contenido de las asignaturas Proyecto de Fotografía y Teoría Fotográfica....

miércoles, 4 de marzo de 2020

EL PROYECTO: Segunda Parte: EDICIÓN Y CONCEPTUALIZACIÓN




Partimos de la primera parte. Has pensado, has documentado y has reflexionado en torno a tu proyecto. Has concretado tus OBJETIVOS, el TEMA y el GÉNERO, has buscado ANTECEDENTES que te han ayudado a encontrar REFERENTES e INFLUENCIAS en la TÉCNICA, ESTÉTICA Y CONCEPTO. Has hecho algún BOCETO, algunas PRIMERAS IMÁGENES DE PRUEBA.

Vamos a verlo todo junto:

"Dejando a un lado el tipo de trabajo fotográfico que deseamos hacer, el tipo de discurso, el nivel de estudio en el que estamos inmersos, o si estamos trabajando de forma independiente para desarrollar nuestra práctica fotográfica, una parte crucial del proceso creativo consiste en mantener centrado nuestro proyecto, en la dirección adecuada. También es importante ser conscientes de hasta qué punto nuestro trabajo, así como las ideas que sustentan nuestra práctica, puede considerarse satisfactorio. 

La organización es esencial para el desarrollo y crecimiento del proyecto, se deben seguir estrategias para el control sobre nuestro proyecto, desarrollar y mantener una perspectiva crítica sobre el trabajo y autoevaluar tener en cuenta la respuesta de otros como ayuda para ir dando forma a nuestro desarrollo creativo" 

(del manual "Cómo crear una fotografía" de Mike Simmons, capítulo 5)


1. Planificar
-Desarrollar metas. 
-Establecer fines.
-Construir objetivos.

Es importantísimo saber qué queremos decir. Nuestras imágenes no son más que la gramática de un lenguaje, el visual, que va a contar historias, que va a mostrar, gritar, emocionar, narrar, algo en concreto. Saber qué es ese algo en concreto que queremos contar y estar seguros de no perder el norte en el camino es primordial para realizar un proyecto fotográfico serio. 

Diferenciar objetivos y herramientas 
El objetivo no puede ser querer explorar un género, esa será una herramienta.
El objetivo no puede ser querer experimentar con una técnica, esa será una herramienta.
El objetivo no puede ser bucear en un tipo de discurso, esa será la manera de articularlo.

De este modo, la investigación plástica, narrativa y conceptual de un trabajo fotográfico será el camino para llegar al OBJETIVO.

 
Y ahora, ¿cuál es tu objetivo?, ¿qué quieres hacer pensar, sentir, qué quieres conseguir con tus fotografías?

 
Edición fotográfica: la construcción del plan

Una vez establecido ese objetivo, será en torno a él como se irá definiendo el proceso de edición fotográfica. Vamos a ver qué material tenemos, qué nos dicen esas primeras imágenes de prueba, qué otros aspectos puedo contemplar con mis imágenes, qué otros temas podría abordar: en definitiva, salir a realizar más sesiones fotográficas con un contenido en la cabeza, estructurado, pensando en el material que ya tengo.

Dos imágenes juntas conforman una palabra, una frase, ¿qué, quién, cómo, dónde, por qué?, vamos a ir explorando qué nos cuenta cada imagen individualmente y qué significado ganan juntas, unidas unas a otras, como piezas o eslabones de una cadena de significado que enriquece y que acerca o aleja del objetivo, por eso es importante no perder el norte y saber qué quiero contar y cómo me ayudan mis imágenes a contarlo.


2. Acción
-Establecer un calendario de tareas clave.
-Dividir las tareas clave en actividades menores.
-Poner en marcha las actividades.  

No se trata de realizar en una sesión todo el trabajo y ya está. Eso no es un proyecto.
Tampoco se trata de salir muchas veces y hacer muchas tomas sin saber muy bien para qué porque "para algo servirá". El proceso fotográfico se crea en el ojo y en la mente. Conforme vamos viendo vamos pensando si encaja o no, se nos ocurren ideas, sentimos, reflexionamos y actuamos.


Igual tenemos que organizar también la producción: ¿con quién vamos a hablar, cuándo, dónde, qué le vamos a preguntar, qué recursos técnicos y humanos voy a necesitar? 

 
De la primera sesión encontraremos una manera de abordar, acercarnos a lo que queremos, y a partir de ahí iremos construyendo.

"La acción requiere la concreción de las etapas planificadas en un calendario de trabajo realizable"

Cada etapa contemplará la realización de nuevas tomas, el visionado de todo el trabajo en conjunto y la toma de decisiones en torno a la articulación del discurso (edición). Para facilitar este proceso están los moodboad, os aconsejo que tengáis un corcho grande o una pared en blanco en vuestro lugar de trabajo donde iréis poniendo imágenes de vuestro proyecto, bocetos, recortes de ideas, referencias, etc, que os serivirán de inspiración. Pararse a mirar y pensar es un paso importante en el proyecto fotográfico.



Realizar una pequeña maqueta, sacar las imágenes a papel en pequeño para disponerlas sobre una mesa y luego construir la edición sobre mi tablero moodboard serán buenas opciones.

La edición se construirá poco a poco y en un periodo de tiempo que debemos marcarnos para no hacerlo infinito.  Si se trata de un proyecto personal los plazos serán más flexibles y amplios. Si se trata de un proyecto a demanda tendremos que ajustar el calendario.



Y ahora, ¿qué imágenes tienes?, ¿qué cuentan?, ¿qué otras opciones tienes para la yuxtaposición de las mismas?, ¿se adecúan a tu objetivo?, ¿tienes que hacer más fotos, cuándo, hasta cuándo, por qué?

3. Evaluar
-Preguntar
-Explicar
-Seguir adelante

Cada sesión me llevará a contemplar de nuevo mi trabajo junto, "en cuanto que proceso, requerirá ajustes continuos". Por eso insistimos en la importancia de mostrar el proceso, de trabajar juntos el proceso, porque eso es un proyecto fotográfico. El resultado final se llevará al galerista, al comisario, pero el proceso se crea en común, con otros, compañeros, docentes, visionando, confirmando la acción de una u otra foto, la confluencia de un conjunto, si sirven o no sirven para lo que quiero.

"Dar un paso atrás y ser capaz de observar los procesos realizados desde un punto de vista objetivo se suele denominar distancia crítica, útil para evaluar de forma reflexiva cuáles son las fortalezas y debilidades de nuestro trabajo" 

Debemos revisar el proyecto a través de tres etapas clave:

ETAPA DESCRIPTIVA: ¿Qué intento conseguir con mi trabajo?, ¿qué he hecho?, ¿qué funciona y qué no funciona?
ETAPA ANALÍTICA: ¿qué hubiera podido hacer para mejorar mi trabajo?, ¿qué he podido aprender de lo que he hecho?
ETAPA EVALUADORA: Y ahora, ¿qué puedo hacer para mejorar?, ¿qué más debo tener  en cueunta? 

"Contar con la posibilidad de que otras personas revisen regularmente tu trabajo es un elemento importante para nuestra estrategia como fotógrafos. Nos proporciona opiniones para plantearnos cómo mejorar el trabajo y nos ayuda a elaborar nuestros propios procesos de reflexión. Sirve para comprender cómo ven los demás nuestro trabajo." 


De este modo, lo primero que debemos aprender como fotógrafos es a dejar de identificar nuestro trabajo con nuestro ego, ser valientes y mostrar aquello que hacemos, valorar la importancia del error como motor de creación y de aprendizaje. Si tu trabajo no sale de tu habitación porque no lo crees lo suficientemente bueno para mostrarlo, ni tú ni él creceréis nunca. 

Siempre he insistido en la importancia de mostrar cada paso, poner las cartas sobre la mesa, con honestidad, con miedo, exponiendo la vulnerabilidad, arriesgando a que te den una respuesta que no te guste. Ser fotógrafo es exponer tu visión al riesgo de que otros la contemplen, la entiendan, la hagan suya, la critiquen. Si no mostráis vuestro proceso en clase, si no ponéis en común, se quedará sólo en un intento, no se llamará Proyecto. 

Tened en cuenta que cualquier crítica se hará siempre sólo sobre vuestra obra. Llevarlo a lo personal y dejar que vuestra autoestima esté en relación directa con lo que dicen de vuestro trabajo denotará poca madurez profesional, y es un trabajo personal que debéis hacer día a día para poder ir llamándoos fotógrafos. 

Y ahora, ¿qué he aprendido de todo esto?, ¿cuáles han sido mis errores?, ¿cómo he resuelto los problemas que se me han presentado?, ¿qué ha tenido todo esto que ver con mi trabajo, para qué me ha servido?, ¿cómo continuar y acabar el proceso? 


Has PLANIFICADO, ACTUADO, DESCANSADO. Has visto EN PERSPECTIVA tus imágenes, las has DIGERIDO, has buscado más, las has ORDENADO o DESORDENADO, has CONSTRUIDO, has CREADO. Luego has REFLEXIONADO, has COMPARTIDO, te has ARRIESGADO, has APRENDIDO. ¡Enhorabuena por tu trabajo! 

Ahora, vamos a verlo todo junto y a pensar cómo va a acabar esta historia. 

PD: Para indagar más en la narrativa fotográfica y el proceso de edición: 
http://rubixephoto.com/2014/01/31/la-narracion-fotografica-de-michael-freeman
http://rubixephoto.com/2015/06/04/libro-contexto-y-narracion-en-fotografia-editorial-gustavo-gili
Ambos a vuestra disposición en la Biblioteca del Departamento.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario